Seleccionar página

El verano es tiempo de barbacoas, amigos y piscina (o playa). Y todo junto suena siempre a diversión, pero no por ello tenemos la necesidad caer en la monotonía. Hay deliciosos platos low carb que se pueden preparar perfectamente al aire libre y que son aptos para todos. ¡Incluso para los niños! Hoy probamos el wrap de bacon con guacamole sin hidratos, una receta versátil y sencilla que admite todos los ingredientes que queramos probar, siempre que no estén en la lista de alimentos prohibidos por la Isodieta.

Nosotros hemos desechado el ‘envoltorio’ repleto de carbohidratos y nos hemos decantado con usar bacon crujiente para cubrir las pechugas de pollo. Podéis usar otro tipo de carne y el queso que más os guste.

También se puede variar el método de elaboración. Si estamos en casa, lo ideal es utilizar el horno. Pero es una receta low carb que queda perfecta con el toque ahumado de la barbacoa, siempre que dispongamos los wraps de bacon sin hidratos sobre un recipiente o un pedazo de papel de aluminio o no directamente sobre la parrilla. Debemos tener en cuenta que nuestros ‘rollitos’ no pueden recibir demasiado calor externo, ya que el bacon podría tostarse en exceso antes de que el pollo esté en su punto.

Como ocurre con la mayoría de nuestras recetas, os recomendamos un acompañamiento de verduras o un poco de ensalada verde para hacer una comida completa, nutritiva y sabrosa.

Ingredientes (4 personas)

  •  16 lonchas de bacon no muy gruesas
  • 4 pechugas abiertas por la mitad
  • 4 lonchas de queso cheddar
  • 2 aguacates
  • 1 tomate
  • Media cebolla
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 limón
  • Cilantro
  • Sal y pimienta

 

Elaboración

  1. Lo primero que hacemos es preparar el pico de gallo para el guacamole. Picamos finamente el tomate, la cebolla y el pimiento y lo mezclamos en un bol con el zumo de limón (o lima) y el cilantro. Salpimentamos y mezclamos bien.
  2. Partimos en trozos gruesos los aguacates y los aplastamos con un tenedor hasta que quede una pasta triturada. Añadimos entonces el pico de gallo y reservamos.
  3. Mientras, precalentamos el horno a 200º y continuamos con la elaboración.
  4. Abrimos por la mitad las pechugas de pollo (también podemos pedir que nos lo hagan directamente en la pollería), aplastamos ligeramente con un rodillo para que queden uniformes y salpimentamos al gusto.
  5. Colocamos una loncha de queso y una porción de guacamole, antes de cerrar las pechugas y envolverlas con 4 lonchas de bacon horizontalmente.
  6. Horneamos los wraps en una bandeja durante 35 minutos aproximadamente… ¡y a comer!