Seleccionar página

El pescado es una excelente fuente de proteínas y un alimento delicioso que admite numerosas variantes. Es cierto que por educación y costumbres parece algo difícil de comer y hay muchas personas a las que les cuesta comerlo si no es en recetas que no se adaptan a una dieta baja en carbohidratos. Por eso, queremos mostraros lo sencillo que es degustar una merluza en papillote low carb que convencerá a toda la familia.

Una de las principales ventajas de este plato, como destacamos en muchas ocasiones, es que no tiene dificultad alguna. Es sencillo, rápido y se puede hacer con las verduras que tengas más a mano. También con las que más te gustan, siempre que sean bajas en hidratos y aptas para la Isodieta.

Acerca del pescado, lo ideal es usar un pescado blanco no muy fino, pues en caso contrario puede quedarse seco al hornear. Nuestro preferido para hacer al papillote es la merluza fresca. Queda jugosa, absorbe los sabores del resto de ingredientes y tiene un precio asequible.

La única duda que podemos ponerle a este plato (si es que hay alguna) es que no es recomendable cocinarlo con antelación. Como mejor está es recién hecho, aunque es cierto que el papillote hace que conserve el calor durante algunos minutos. ¡Perfecto para dejarlo en el horno mientras te das una ducha relajante después del trabajo!

 

Ingredientes (4 personas):

  • 4 filetes de merluza de buen tamaño
  • Media cebolla
  • 1 zanahoria
  • Un puerro
  • 1 pimiento verde
  • 2 champiñones
  • 1 diente de ajo
  • Limón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

 

Elaboración

  1. En primer lugar, preparamos las verduras. Se cortan las zanahorias, la cebolla y el pimiento en tiras no muy gruesas, el puerro y los champiñones en rodajas finas y el ajo en pedazos menudos.
  2. En una sartén con un poco de aceite de oliva se rehogan, por este orden, las zanahorias, los pimientos, la cebolla, los champiñones, el puerro y el ajo. Se salpimentan. Es importante vigilar para que cada verdura se haga en su punto (si tienes dudas es preferible incluso que retires las variedades que te parezca que ya están cocinadas).
  3. Mientras, se preparan unos cuadrados de papel de aluminio de un tamaño suficiente para envolver el pescado junto con un montoncito de verdura.
  4. Se salpimenta la merluza. Aquí se puede utilizar pimienta blanca o negra a conveniencia. Se rocía con un chorrito de limón y un chorrito de aceite (muy poco).
  5. Se coloca sobre papel de aluminio, se cubre con una cuarta parte de la verdura cada filete y se envuelve bien, todo lo cerrado que se pueda para que no se escape el vapor y se cocine bien.
  6. En el momento que consideremos oportuno, se precalienta el horno a 180 grados. Cuando esté caliente, se introducen los paquetes de pescado y se hornean durante 15-20 minutos.
  7. Se sacan y, con mucho cuidado para no quemarse con el calor el vapor, se abren y se colocan en un plato sin el papel de aluminio. ¡Y listo!